Con fisioterapia y osteopatía podemos tratar disfunciones en los niños desde el momento del nacimiento. Mediante técnicas sencillas e indoloras tratamos cólicos del lactante, reflujo, estreñimiento, tortícolis, dificultad para succionar, trastornos del sueño e irratibilidad, deformidades craneales no instauradas…